Las 5 formas más habituales de tomar Esencias

Las 5 formas más habituales de tomar Esencias

¡Escoge la forma de utilizarlas que más va contigo!

​La forma más habitual de tomar las esencias es oralmente, pero ¡hay más! Aquí te explico las 5 formas más habituales de tomar las esencias florales:


    • ​La primera y más común es tomarlas oralmente: Simplemente tienes que poner las gotas recomendadas debajo de la lengua, y tomarlas con la frecuencia que tu terapeuta te haya indicado. Es la forma más fácil y rápida de hacerlo y la que conoce la mayoría de la gente. Esta forma también se utiliza con los animales pero en vez de poner las gotas bajo su lengua, nos las ponemos en la mano y se la ofrecemos para que las tome. Wanda habitualmente las toma así, y si en ese momento no le apetecen lo que hago es ponérselas en su comida o su agua.
      • La segunda forma de utilizarlas es ponerlas sobre la piel: se ponen en los puntos de pulsión del cuerpo (muñecas, cuello, sienes...) las gotas recomendadas y se masajean un poquito, para su absorción. También se pueden añadir las esencias a un gel conductor, cremas naturales -aloe- o aceites naturales -almendras- y masajear en los puntos de pulsión o en una zona que esté dando molestias. Esta forma es muy utilizada en el caso de bebés y de animales. En los animales no hace falta buscar los puntos de pulsión, simplemente podemos poner las gotas en nuestras manos y masajear el pelo o el cuerpo del animal para que se absorban. 

      • La tercera forma es en el agua del baño: Pones las gotas (habitualmente unas 20 gotas) en el agua del baño y estás durante unos minutos -por ejemplo 10 o 15 minutos- en el baño, para que toda tu piel absorba las esencias. Es una forma muy habitual y práctica de dar esencias a los bebés, ya que no sólo disfrutan del momento del baño si no que además lo convertimos en su momento de terapia con esencias. 
      • La cuarta forma es pulverizarlas en la habitación donde esté la persona: con un spray pulverizar las esencias en la habitación de la persona, asegurándose de que esté allí durante un tiempo para que pueda recibir la energía de las esencias. Se utiliza mucho esta forma con bebés y niños, en su dormitorio, la estancia donde juegan o estudian, cuando van a dormir, etc. Hay que tener cuidado con las esencias que lleva el preparado, porque si llevan esencias energizantes o estimulantes y se ponen en la habitación antes de ir a dormir puede que cueste conciliar el sueño. Esta forma también se utiliza cuando queremos limpiar una habitación o prepararla para una reunión o consulta: con las esencias adecuadas podemos limpiar y favorecer encuentros. Además, esta forma también se puede usar con plantas
      • La quinta forma es ponerlas en la comida o bebida: poner la dosis prescrita en la comida o bebida y tomarla. Esta forma es habitual también en bebés, niños y animales. En los animales se pueden poner en un premio o en su comida habitual. También en el bol del agua (en este caso pongo 2 ó 3 veces la dosis) para que las tomen a lo largo del día. No pasa nada si varios animales beben de ese agua, sólo  serán efectivas para el animal que las necesita. Y lo mismo si otro niño o bebé las toma, sólo le harán efecto a quién necesite esas esencias. 



    ¿Y con qué se preparan las Esencias personalizadas?

    ​Además de las diferentes formas de tomar las esencias también hay 4 formas diferentes de elaborarlas dependiendo de qué ingredientes utilices en las diluciones y para quién vayan dirigidas. Con qué conservante estén preparadas, va a influir directamente también en la manera de tomarlas.

    Cuando hacemos un preparado personalizado de esencias habitualmente diluimos las esencias escogidas en un 75% de agua y un 25% de conservante natural, para que duren más. Estos son los conservantes más utilizados para diluir las esencias :

    1. Diluir las esencias con cognac. Esta es la manera más frecuente de prepararlas, y es como vienen preparadas las botellas de stock de las principales marcas: Bach, Pacific Essences, Esencias Florales del Mediterráneo, etc. Se llena la botellita con un 75% de agua mineral o de manantial, y un 25% de brandy o cognac ecológico, además de las esencias seleccionadas. 
    2. Diluir las esencias con vinagre de manzana. Cuando vamos a dar oralmente las esencias a bebés, niños, animales o alguien que no puede tomar alcohol, utilizamos vinagre de manzana. En la botella además de las esencias, se pone un 75% de agua mineral o de manantial y el 25% de vinagre de manzana. La única pega que tiene esta manera de prepararlas es que su sabor no es muy agradable
    3. Diluir las esencias con glicerina vegetal. Es igual que la dilución con vinagre de manzana, las esencias seleccionadas, un 75% de agua y un 25% de glicerina vegetal. Se utiliza también para bebés o niños, animales y personas que no pueden tomar alcohol, con la ventaja de que su sabor es más agradable
    4. Diluir las esencias solo con agua mineral. En este caso sólo se ponen en la botella de cristal las esencias seleccionadas y se llena con agua mineral o de manantial, sin ningún conservante. Tiene el inconveniente que el preparado solo dura dos semanas y hay que ponerlo en un lugar fresco

    Estas son las formas más habituales de tomar las esencias florales y de conservar los preparados. ¿Conoces o usas otras formas? ¡Cuéntamelas en los comentarios! Te lo agradeceré infinito 😉

    Por favor, recuerda que las Esencias Florales son ampliamente utilizadas en todo el mundo y no tienen contraindicaciones ni efectos secundarios, pero no sustituyen una valoración, diagnóstico o tratamiento médico.


    ¿Me compartes en las redes? No sólo me haces un favor a mí, si no que además contribuyes a que tod@ el mundo pueda conocer y utilizar esta terapia. ¡Gracias!

    0 Comentarios

    Dejar una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *